No me llames Puta, a mí me gusta Perra!

No me llames Puta, a mí me gusta Perra!

Hace algún tiempo Meredith Brooks nos regaló “Bitch”. Los versos de esa canción destilaron matices de rebeldía y empoderamiento.  “Soy una perra, una amante, una niña, una madre, una pecadora,  una santa y no me arrepiento. Soy tu infierno y soy tu sueño”.

Desde entonces la palabra perra ha dado un giro inesperado. En la Real Academia Española la palabra no tiene otro significado adicional al de perra hembra o prostituta… que en términos conocidos sería igual a Puta.

Entonces, porque me ofendo que me digan Puta? (con letra mayúscula para hacerlo más notable) y no me ofendo cuándo en nuestros círculos de mujeres nos llamamos perras?!!

No importa el círculo, sea de las que beben sangría Gasolina o las que beben Moet o las que cómo yo preferimos el Whiskey entre nosotras está el término favorito “Perra”. En ciertas ocasiones hasta termina siendo una maldita expresión de cariño para esas amigas que lo son todo para nosotras.

Cómo ya había analizado el porqué las mujeres consumimos reguettón (No Replacement Found) voy a pasar sobre eso para aclarar el porqué tampoco me ofendo cuándo esas vainas de letras arrasan con nuestra dignidad.

Todo se basa en el Feminismo, que Btw todavía no tengo claro que carajos es, y porqué en ocasiones lo aplicamos y en otras no pero eso es otro tema de discusión. A lo que voy, el feminismo nos vuelca a exigir igualdad de trato.

Cómo resultado colateral del discriminen al que estuvimos sometidas; en estas nuevas generaciones es imprescindible sentir la adrenalina de que somos capaces de valernos por nosotras mismas, somos capaces de ser profesionales al mismo nivel que ellos, podemos ser mujeres exitosas y madres solteras. Y también podemos librarnos ya de relaciones tóxicas o sin fundamento dónde los que se enamoran son ellos y nosotras no.

Entonces, cómo término imprescindible de empoderamiento las de nuestra propia raza nos podemos llamar entre nosotras mismas Perras, pero no les permitimos a ustedes que nos llamen Putas (a menos que sea cuándo se lo pidamos y dónde se lo pidamos).

Que ustedes los hombres porqué sí nos llamen putas, socava nuestra posición y respeto…la que por derecho propio adquirimos en aquella oportunidad cuándo Eva se comió la Puta Manzana.

@Nessa

 

Seguir @tia_coupage

Error validating access token: The session has been invalidated because the user changed their password or Facebook has changed the session for security reasons.